• First Scroller Image
  • Second Scroller Image
  • Third Scroller Image
Una raza milenaria

El Wagyu es una raza de ganado de origen japonés, originaria de la ciudad de Kobe y con más de 2 mil años de historia. A pesar de que en un principio era usado como animal de trabajo, las características de su carne lo han convertido en una codiciada alternativa gourmet.

Los animales nacen y son criados, por al menos un año, en praderas y pastizales. Posteriormente, son mantenidos por un mínimo de 400 días en confinamiento, siendo alimentados con raciones completas y balanceadas, las que incluyen proteínas, fibra y energía.

El Wagyu ha obtenido fama a nivel mundial gracias a su incomparable sabor, textura y ternura. Estas características responden a la capacidad de la raza de infiltrar grasa a través del músculo y no en torno a él, lo que se conoce como marmoleo. Estas propiedades la han transformado en una apetecida elección en los mercados gastronómicos más refinados.

Además, la carne de Wagyu permite contar con una importante fuente de vitaminas, nutrientes y grasas oleaginosas e insaturadas de bajos niveles de colesterol. Los aceites Omega 3 y Omega 6, ayudan a evitar posibles problemas cardiovasculares, la artritis y el alzheimer, entre otras enfermedades. (Dr. Tim Crowe, Deakin University).